Scroll to top
© 2018, Buena Vista AD S.A.S.

Qué es el branding y cómo aplicarlo correctamente en tu idea de negocio


admin - febrero 26, 2019 - 0 comments

Si tienes una idea valiosa que deseas convertir en un negocio formalmente constituido, entonces necesitas familiarizarte con el branding de inmediato.

Este término no para de cobrar popularidad en el mundo del Marketing, y esto se le atribuye a la necesidad que tienen las marcas, o emprendimientos, de ganar cada vez más penetración de mercado.

Y en esencia, esto es que lo te permite lograr el branding: que tus clientes potenciales sepas de qué va tu marca, o cómo pueden tus productos o servicios satisfacer sus necesidades de forma exitosa y expedita.

Digamos que se trata de la percepción que tiene tu target en torno a tu marca: quién eres, qué les ofreces, cómo resuelves sus problemas o necesidades, o qué tanto valor les aporta tu negocio, proyecto o propuesta.

Construyendo el branding de tu negocio

Emprendedor construyendo su marca representado por bloques apilables

Ya lo ves, el branding es un proceso que te permite construir tu marca mediante el desarrollo de sus principales elementos de identificación: logotipo, nombre, valores, etc.

Estos conforman la identidad corporativa de tu marca, y por lo tanto, juegan un rol vital en el fortalecimiento y crecimiento de tu idea de negocio.

A su vez, esto también le da vida a tu estrategia de marca corporativa, la cual no es más que la proyección de valor de tu empresa, negocio o emprendimiento.

En tal sentido, te invitamos a seguir leyendo esta nota con cuidado, pues en las próximas líneas te contaremos cómo construir tu estrategia de branding corporativa con éxito.

Pasos para desarrollar el branding de tu negocio

Si estás decidido a tener éxito con tu negocio, entonces necesitas trabajar en su identidad corporativa con bastante profesionalismo y meticulosidad.

diseñador ideando los pasos del branding

Ahora te compartiremos los principales elementos que debes tener en cuenta para que tu proceso de branding sea integral:

1. El nombre de tu negocio

Se trata del principal elemento identificador de tu marca. Será el que más recuerden tus clientes, o con el cual asocien determinadas experiencias o sentimientos de consumo.

Por eso es recomendable que sea fácil de pronunciar, y sobre todo, que pueda ser utilizado en otros aspectos vinculados a tu marca, como su dominio web, redes sociales, nombre, o representación comercial, y más.

2. El logotipo

En esencia es la representación gráfica de la marca y está compuesto por texto. En palabas más sencillas, es el nombre de la compañía (por ejemplo: Google).

3. El imagotipo

Consiste en la combinación de un texto con un símbolo que pueden estar juntos o separados.

4. El isólogo

Al igual que el caso anterior, resulta de la combinación de un símbolo y un texto, con la salvedad de que aquí ambos forman un todo, o un solo elemento.

Cabe destacar que tu marca no necesita contar con un imagotipo o un isólogo, sino que debes elegir cuál de los dos te conviene más, en función de la naturaleza de tu negocio, o de tu estrategia de marca ¿Vale?

5. La tipografía

No es más que la fuente o el tipo de letra que usas en la elaboración de tu logo, o en el resto de tus comunicaciones corporativas.

Lo ideal es que sea legible, atractiva, y sobre todo, que refleje lo que deseas transmitir con tu marca.

6. Los colores

Acá entra en juego la psicología del color, o mejor dicho, el efecto que surte cada color en la mente del consumidor.

Es bien sabido que los colores rojos, amarillos y naranjas motivan el consumo, o incentivan las compras, mientras que otros están asociados con la calma, la tranquilidad o la esperanza.

De modo que te corresponde estudiar su psicología para que solo escojas aquellos que te ayuden a transmitir tus valores de marca de forma clara y directa.

Elementos de la estrategia de marca corporativa

emprendedores reunidos en una sala de juntas para discutir la dirección del branding

Ahora bien, a continuación te listaremos los principales elementos que debe tener tu estrategia de marca corporativa para que tu branding surta el efecto deseado.

1. Atributos de marca

¿Qué haces?, y ¿cómo lo haces? La respuesta a esas dos interrogantes te permite definir tus atributos de marca, de modo que estos son como una descripción puntual y objetiva de su naturaleza o esencia.

2. Beneficios de la marca

No puedes pretender que tus productos o servicios tengan éxito si tus clientes potenciales no saben qué haces, o cuáles son tus atributos, ni cuáles son los beneficios que tu marca les aporta.

3. Valores de marca

¿Cuáles son los valores que impulsan a tu negocio o marca? Identifícalos y comunícalos cada vez que puedas para crear un vínculo más humano y emocional con tu target.

Este se sentirá identificado con lo que haces, y no solo usará tus productos o servicios, sino que los defenderá y recomendará con otros casi con los ojos cerrados.

4. El target o tu público meta

Si no tienes definido a quién le venderás tus productos o servicios, o quiénes estarán interesados y dispuestos a usarlos, pues tu negocio estará prácticamente en el limbo.

Todo parte por conocer el mercado e identificar los gustos, preferencias, demografía y necesidades latentes de tu audiencia.

Así que no lo pienses más y comienza a estudiarla, para que cada acción de branding que lleves a cabo te acerque cada vez más al éxito ¿De acuerdo?

No subestimes el branding

El mejor consejo que podemos darte en este punto es que no subestimes el impacto o la relevancia que tiene el branding en tu idea de negocio.

Además, te invitamos a seguir las recomendaciones que acabamos de darte en esta nota, para que tu estrategia de marca, y tu identidad corporativa, te permitan captar y fidelizar eficazmente a tus potenciales clientes.

El branding se dirige a muchas ramas del negocio